Una madre logra rescatar a su hija discapacitada de la red de la TRATA


Print Friendly, PDF & Email

indexLa investigación personal de una madre logro tener un final feliz y rescato a su hija discapacitada de una red de trata con fines de prostitución.

Luisa Lopez decidió tomar el asunto en sus manos y comenzo una investigación
personal hasta lograr dar con el domicilio de un peligroso delincuente que tenia secuestrada a su hija Karen Alejandra Tobares desde hacia casi 2 meses en la localidad de los hornos (provincia de Buenos Aires).

Su hija de 18 años, karen, padece un retraso madurativo y habia sido raptada el 28 de junio pasado por un delincuente del barrio.

Luisa movida por el amor que toda madre tiene, y pese a no recibir información fehaciente de donde estaba su hija salió, pese a las advertencias, a conseguir algun dato que le dijera que era del paradero de karen.

«Pasaron varios días en los que moví cielo y tierra pero nada pude averiguar. Un día, una hermana del delincuente que se la llevó me llamó por teléfono, para ofrecerme datos de mi hija a cambio de 2000 pesos. Yo accedí al trato, pero con la condición de constatar que la dirección que me daba fuera real», explicó.

«Me tomé un remís. Cuando llegué, pasé por la puerta de la casilla y no vi nada. Pero empecé a preguntar a la gente del barrio con una foto de Karen y me dijeron que si, que la habían visto entrar allí», sostuvo la mujer.

Una vez obtenida la información Luisa López fue hasta la Dirección de Investigaciones (DDI) de Quilmes acompañada por el presidente de la Federación de Entidades de Fomento quilmeña, Osvaldo Tondino, quien tuvo un rol fundamental para activar el operativo judicial que posibilitó recuperar a la joven.

«Quiero agradecerle a Tondino, al Municipio de Varela y al subcomisario Giménez por todo lo que hicieron para que vuelva a tener a mi hija. También a Diario Popular porque publicaron mi nota cuando la estaba buscando. Siento que Karen volvió a nacer, yo ya había perdido las esperanzas de encontrarla», indicó la madre en uno de los pocos casos con final feliz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.