En Chubut, el sindicato de Petróleo está vinculado con la Trata


Print Friendly, PDF & Email

el_hoyo_cartelA raíz de las denuncias efectuadas por los vecinos de El Hoyo, en la provincia de Chubut sobre actividades ligadas con la Trata se realizó el pasado 9 de abril un allanamiento ordeando por el juzgado Federal de Bariloche y se extendió durante 8 horas, con apoyo de los escuadrones 35º de El Bolsón y 34º de Bariloche.

En las Instalaciones del predio se identifico a trabajadores de nacionalidad paraguaya, peruana y boliviana, además de otros argentinos, varios de los cuales «no tendrían su documentación en regla», trascendió de fuentes de la pesquisa.

También se rescataron 2 jovenes, una de las cuales era menor de edad y la otra tendría 19 años (según comento la misma, pero que no se pudo corroborar por la ausencia de indentificaciones). Se presume que otras mujeres fueron retiradas del lugar antes de la llegada de los gendarmes. De hecho, los agentes investigaban  el paradero de otra adolescente quien habría sido «explotada sexualmente en contra de su voluntad» por la misma red y presentaría «signos evidentes de las palizas recibidas».

Tambien se detuvo a un presunto proxeneta que quedó a disposición del juez Leonidas Moldes a la espera de ser indagado. El magistrado ordenó otra serie de procedimientos.

Al parecer el accionar de esta banda ligada a la Trata y que tenía estrecha relacion con el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Chubut que operaba en la Comarca Andina desde hacía varios meses. Al producirse el pago de las quincenas a los operarios de la construcción, traían a las mujeres desde otros lugares de la Patagonia para hacerlas ejercer la prostitución en el interior del obrador y las retiraban a las pocas horas.

Los investigadores descartan que los proxenetas hayan intentado captar chicas de la zona. «Las traían desde otras ciudades con la promesa de trabajo y una mejor calidad de vida, pero a los pocos días se daban cuenta de que estaban sin documentos, sin posibilidades de pedir ayuda y viajando prácticamente secuestradas y a merced de estos individuos», graficó una fuente cercana a la investigación.

Con todo, la fuerza de seguridad no encontró resistencia al ingresar a la obra, aunque al cierre del allanamiento algunos trabajadores alcoholizados «intentaron resistirse» argumentando que «no estamos cometiendo ningún delito». Dichos obreros dependen de una empresa contratista y hasta el momento no está corroborado si sus responsables conocían las actividades nocturnas que se desarrollaban en el interior del complejo.