Dictaron prisión preventiva para siete personas que están acusadas de obligar a prostituirse a 30 mujeres


Print Friendly, PDF & Email

El titular del Juzgado Federal N°1 de Mendoza, Walter Ricardo Bento, dispuso el procesamiento de un numeroso grupo de personas por los delitos de lavado y explotación sexual; entre ellos se encuentran un inspector municipal y un médico ginecólogo sospechado de haber practicado abortos a dos mujeres que trabajaban en un conocido prostíbulo VIP de la capital cuyana.

La causa se inició a partir de un llamado anónimo realizado el pasado 6 de febrero a la Dirección Provincial del Registro de Personas Desaparecidas del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Provincia de Buenos Aires por una mujer que dijo haberse escapado del local «Pyme Vip».

En la comunicación, la denunciante reveló quién era el dueño del prostíbulo, identificó a sus socios y detalló el nombre de fantasía con el que hacían conocer a las menores de edad que explotaban.

Entre los procesados por el magistrado está Sebastián Solé, sindicado como el líder de la banda y señalado como el que habría recibido y acogido a unas 30 mujeres que se encontraban en situación de vulnerabilidad social y económica. Las víctimas, que se presentaron a buscar trabajo tras leer avisos de falsas ofertas laborales, eran sometidas a maltrato y habrían cobrado el 50% de lo recibido por sus «pases», según detalla el sitio Fiscales.

Además de Solé, fueron procesados el médico Pastorino Garay, imputado de haber practicado dos abortos; Raúl Cuquejo Kovasznay, inspector municipal a quien se acusa de omitir la ejecución de las normas relativas al control sobre el local; Paola Carolina Gonzalez Lagos, presunta encargada del local; Cristian Alfredo Prado Mendoza, quien sería proveedor de elementos necesarios para el funcionamiento del prostíbulo; Gustavo Marcelo Torres Aguilar, imputado como partícipe del delito de trata; y Nadia Gisela Haro Selis, acusada de participar del lavado de dinero.

Se sospecha que Solé habría contado con información previa sobre el allanamiento del local nocturno, porque en un celular hallaron los teléfonos de varios miembros de fuerzas de seguridad, con quienes –estiman mantenía contacto frecuente.

Fuente: Infobae
enlace: Dictaron prisión preventiva para siete personas que están acusadas de obligar a prostituirse a 30 mujeres