Uruguay creará servicios de atención a las víctimas de la trata de personas


Print Friendly, PDF & Email

Lanzan plan interinstitucional: investigarán y sistematizarán los casos.

«En la trata se transportan personas para explotarlas en el mercado, a través del trabajo forzado, la remoción de sus órganos, la servidumbre, la venta para el matrimonio, la adopción ilegal de niñas y niños, entre otras formas».

Así definen la licenciada Andrea Tuana y la doctora Diana González la trata de personas, en la publicación «La trata de mujeres con fines de explotación sexual en el Uruguay», presentada ayer en el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES).

El fenómeno parece muy lejano, pero en realidad es preocupantemente habitual. En particular, la trata de mujeres, niñas y niños con fines de explotación sexual comercial «tiene como objetivo lucrar con los cuerpos en el mercado del sexo».

Estas mujeres o niñas suelen ser vulnerables: viven en contextos de pobreza, padecen violencia, no tienen familia. El captador las aleja de su entorno para traspasar las fronteras nacionales o internacionales.

Allí, se las priva de libertad y derechos. Cuando intentan escapar de la pesadilla de abuso y violencia, reciben todo tipo de amenazas. Por eso es vital la ayuda estatal que se les ofrezca para que puedan retornar protegidas.

Ayer, el Instituto de las Mujeres (INMUJERES) del MIDES presentó el proyecto «Aplicación de medidas para la elaboración de una política sobre trata y tráfico de niños, niñas y adolescentes con fines de explotación sexual comercial».

Con él se busca un camino para brindar respuestas a estas personas vulnerables. Aunque no lo sepamos, Uruguay es lugar de origen, tránsito y destino de las personas que son tratadas como mercancías.

Planes
El plan, que será dirigido por Inmujeres con el Ministerio de Relaciones Exteriores (Mrree) y la ONG Foro Juvenil (particularmente a través de El Faro) como socios, tiene como objetivos desarrollar un proyecto de trabajo interinstitucional que sistematizará todos los casos de trata que lleguen al sistema judicial y ofrecerá atención a las víctimas.

A partir de este mes se extenderá durante dos años en los 19 departamentos del país, y costará 190.000 euros; el MIDES aportará 40.000 y el resto provendrá de la Unión Europea.

Beatriz Ramírez, directora de INMUJERES, al igual que la ministra de Desarrollo Social, Ana Vignoli, y el ministro de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, entre otras autoridades presentes ayer en el MIDES, destacaron ­a través de una carta­ la «tenaz» lucha de nuestro país por vencer la trata de personas en los últimos tiempos (ver recuadro). Sin embargo, mucho queda por hacer.

El nuevo plan buscará convocar a los tres poderes que conforman nuestro Estado, así como a cualquier organismo o institución ­estatal o no­ vinculada a la temática.

Además, se capacitará a los funcionarios, anunció Leticia Debenedet, jefa de Relaciones Internacionales y Proyectos de INMUJERES. «Habrá un plan de trabajo interinstitucional», anunció.

También se apuesta a la construcción de un protocolo de intervención para «no improvisar», señaló Debenedet. De este modo se sabrá cómo intervenir ante estos casos, procurando no revictimizar a las personas que regresan luego de haber vivido una experiencia de profundo sufrimiento.

Precisamente, la atención a las víctimas es un punto destacado del nuevo plan. Se instalará un proyecto piloto de atención que enfatizará el acompañamiento psicosocial, sanitario y jurídico.

Instalarán dos servicios, uno destinado a las mujeres adultas ­en convenio con las organizaciones que trabajan con víctimas de violencia doméstica­ y el segundo a las niñas.

En este caso, colaborará el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU). Debenedet dijo a La República que los dos servicios se instalarán a fines de este año.

Aún no están definidos los lugares. «Debemos seleccionar los sitios más adecuados», señaló. Además, se investigarán y sistematizarán todos los casos de trata que ingresen al sistema de justicia y se realizarán campañas públicas nacionales y regionales de sensibilización ­que incluirán reparto de folletería­ centradas, por ejemplo, en aeropuertos y otros sitios clave para la migración. GA

Fuente: mides (Ministerio de desarrollo social de Uruguay)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.