Procesaron por trata laboral al dueño del taller clandestino en el que murieron dos niños


Print Friendly, PDF & Email
Así lo determinó el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°6, Rodolfo Canicoba Corral. El empresario está acusado de haber acogido a seis víctimas en situación de vulnerabilidad para explotarlos laboralmente y someterlos a condiciones «infrahumanas». En la causa interviene el fiscal Juan Pedro Zoni.

El titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°6, Rodolfo Canicoba Corral, ordenó el procesamiento del dueño de un taller textil clandestino ubicado en la calle Páez 2796, en el barrio porteño de Flores, por el delito de trata de personas con fines de explotación laboral. El hombre, de nacionalidad surcoreana, está acusado de haber acogido a seis víctimas en situación de vulnerabilidad con el fin de explotarlos laboralmente en el taller donde en abril del año pasado murieron dos hermanos, de 10 y 5 años, producto de un incendio. Los hechos habrían ocurrido desde el año 2003 hasta el 27 de abril de 2015, día en que se originó el accidente. Además, el juez ordenó embargar los bienes del empresario hasta cubrir la suma de 3 mil pesos. En la causa interviene el fiscal Juan Pedro Zoni, a cargo de la fiscalía Federal Nº 8.

Las víctimas, todas de nacionalidad boliviana y entre las que se encuentran los padres de los dos hermanos fallecidos en el incendio, habrían sido obligadas a cumplir jornadas de más de doce horas diarias, sin gozar del apropiado descanso. Además, vivirían  en el mismo lugar donde trabajaban en precarias condiciones de higiene, ventilación, iluminación (las ventanas del lugar se encontraban tapiadas) y en inapropiadas condiciones de seguridad. Asimismo, los trabajadores señalaron que casi no salían del lugar y que habrían sufrido constantes malos tratos verbales y psicológicos por parte del acusado.

Por otro lado,  se busca establecer, a través de una investigación paralela, si el incendio que derivó en la muerte de los dos menores de edad fue accidental o tuvo carácter intencional.

La investigación se inició a raíz del incendio ocurrido el 27 de abril de 2015 en el taller ubicado en el barrio porteño de Flores. En esa oportunidad, se pudo constatar que en esa vivienda  efectivamente funcionaba un taller textil clandestino. A raíz de las distintas declaraciones, entrevistas y estudios llevados a cabo se pudo establecer que los trabajadores llegaron al país en distintos momentos entre el año 2003 y 2009 pero todos terminaron trabajando con el imputado hasta el día del siniestro.

Fuente: Fiscales.gob.ar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.