Más de 2 millones de niñas y mujeres son traficadas para ser prostituidas


Print Friendly, PDF & Email

Nueva York, 25 de noviembre.

Más de dos millones de niñas y mujeres son traficadas para ser prostituidas al año en el mundo, advirtió la Organización de Naciones Unidas (ONU) al conmemorarse hoy el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, fecha que fue recordada en diversas partes del mundo y en particular en América Latina.

La discriminación de género sigue siendo la causa individual más extendida de las desigualdades en el mundo contemporáneo, afirmó Helen Clark, la administradora del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), en un mensaje en el que también recordó el estrecho vínculo que existe entre la violencia contra las mujeres y la pobreza.

En América Latina, la violencia contra la mujer contribuye a la inseguridad general de la región y además es considerada un problema de gravísima relevancia, ya que hasta 53 por ciento de las mujeres ha denunciado violencia física o sexual, de acuerdo con un informe presentado la semana pasada por la ONU en Panamá.

Vestidas de negro y en silencio o con coloridos vestidos y gritando consignas como Ni una muerte más y El cuerpo es mío y yo decido, miles de personas salieron a las calles ayer en las principales capitales latinoamericanas para reclamar el fin de la violencia de género.

Las manifestaciones realizadas en Bolivia, Uruguay y Brasil fueron de las más numerosas. La presidenta brasileña, Dilma Rouseff, aseguró que la persistente violencia contra las mujeres en su país avergüenza a una sociedad que, desafortunadamente, es todavía sexista y prejuiciosa.

En Centroamérica –donde dos de cada tres mujeres que son asesinadas lo han sido por el simple hecho de ser mujeres, según la ONU y el PNUD–, destacaron las movilizaciones de Guatemala y El Salvador, donde organizaciones feministas y cientos de mujeres protestaron en las respectivas capitales para exigir el fin de la violencia contra las mujeres y los feminicidios.

Como parte de la conmemoración, la ONU también inició la campaña Pintemos el Mundo de Naranja en 16 Días para poner fin a la violencia de género, que afecta a un tercio de las mujeres a nivel global. La campaña de sensibilización consiste en portar una prenda naranja, color que identifica a la campaña Únete, lanzada en 2008 por el secretario general del organismo, Ban Ki-moon.

La directora ejecutiva de ONU-Mujer, Phumzile Mlambo-Ngcuka, consideró la violencia contra las mujeres como una pandemia e instó a los gobiernos a organizar acciones de respuesta que sean proporcionales a lo que sufren las mujeres y niñas todos los días.

En 1999 la Asamblea General de la ONU aprobó la propuesta de República Dominicana de instaurar el 25 de noviembre como el Día Internacional de Lucha contra la Violencia hacia la Mujer.