El eterno mito de la combi blanca


Print Friendly, PDF & Email

A fines de los 80 y principios de los 90 estaba el mito urbano que personas eran secuestradas y llevadas en una combi blanca.
Para luego extraerles los órganos.

Todo decían tener un conocido que le le había pasado, la típica frase «un amigo de mi hermano tiene un primo que conoce a uno que le paso», nunca un testimonio directo, pero si uno con referidos, dos o mas intermediarios antes de llegar a la víctima.

En  estos tiempos la historia se repite, ya no e¿con la extracción ilegal de órganos, sino más ligada a la trata de personas.

La misma historia, una combi blanca, y una victima conocida de alguien, que en realidad no la conoce directamente sino que a su vez conoce a alguien y asi.

La gran diferencia es que ahora con las redes sociales el mito se incrementa, se propaga más fácilmente por ellas o por los grupos de whatsapp.
Todos tienen un amigo, sin importar aclarar que en realidad es un contacto, que a la vez tiene un contacto y asi seguimos.

Y la psicosis aumenta, el pasado 30 de septiembre, la paranoia hizo que una red vecinal publicara una foto con la alerta de la traffic blanca.

eterno-mito-la-combi-blanca

Esta psicosis sin medir consecuencias también llevo a que por una alerta similar, en Tucumán un grupo de vecinos atacara a los ocupantes de una combi blanca, sin medir las consecuencias.

En una Fiat Ducato viajaban el jueves los hermanos Carlos y Manuel Robles, Rodolfo Ruiz, y Carlos y Lucas Salazar. Todos volvían de trabajar en una obra y transitaban por Francisco de Aguirre rumbo a Los Pocitos. Allí se encontraron con la manifestación. “Sin motivo algunos los vecinos comenzaron a insultarnos y a golpear el vehículo”, informaron. A Manuel Robles le pegaron con un palo en la cabeza. En la única filmación que hubo del hecho se escucha sobre el final que alguien dice “se estaban robando una changuita”
(Fuente: Un grupo de vecinos atacó a cinco jóvenes que iban en una combi blanca)

Todo por una cadena viral que alguien compartió, y ante el temor confundieron a 4 obreros con supuestos secuestradores.

El mito de la combi blanca esta muy arraigado en la sociedad, y va a llevar tiempo lograr quitarlo.
Un paso importante es evitar compartir las cosas sin chequearlas antes, porque en vez de ayudar podemos terminar haciendo lo contrario.

Y siempre saber que ante la duda o sospecha hacer la denuncia correspondiente al 911, y no en un grupo de whatsapp.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.