En la Pampa, otro intendente involucrado en trata de personas


Print Friendly, PDF & Email

La investigación judicial que hizo foco sobre en prostíbulo “La Chicho Show”, de Macachín, ya es un escándalo político.judicial: la jueza federal Iara Silvestre dictó el procesamiento de 5 personas involucradas en el caso de trata de personas, pero además citó al intendente Jorge Cabak como sospechoso de haber cometido un delito. También pidió que se siente en el banquillo, para ser indagado, el comisario Hugo Iglesias.

chichoEl cabaré, según se sospecha, pudo ser en algún momento el sitio donde recluyeron a Marita Verón: su madre, Susana Trimarco, llegó a buscarla cuando ya era tarde, como parte de un proceso paradigmático para la puesta en el tapete de los casos de trata de personas.

Por el delito fueron procesados en la Justicia Federal, de acuerdo a lo que pudo saber El Diario, el propietario del lugar Luis Daniel De Luca; su aparente socio, Edmundo “Dito” Blas (exconcejal del PJ); Oscar Moya (remisero que se ocupaba del traslado de las víctimas); Leandro Otero (quien aparentemente “regenteaba” el trabajo de algunas mujeres) y Maximiliano De Luca (hijo), en ese caso como partícipe necesario.

Cabak no es el primer intendente pampeano que queda involucrado en un caso así: el veinticinqueño David Bravo fue condenado por abuso de poder, ya que le dio habilitación a “El Rancho”, donde se cometía la trata de personas; el intendente de Lonquimay Luis Rogers fue procesado por una circunstancia similar; la exintendente de General Acha, María Elena García aparece como imputada en otra causa: ya fue indagada.

Una de las pruebas claves en el expediente, de acuerdo a lo que pudo saber El Diario, es el testimonio que prestaron Raúl Alberto Lobo y su esposa Patricia Mariel Gil, quienes fueron víctimas de los involucrados. Ellos también refirieron al papel que cumplieron el “Turco” Julián Greer, señalado como “testaferro”, y Lidia Noemí Borrat.

Lobo hacía tareas de mantenimiento en el cabaré “La Chicho Show”. Patricia Gil trabajó como empleada doméstica y también en la barra. Sus dichos fueron ratificados ante el Poder Judicial de Tucumán. Las revelaciones las hicieron en el año 2011. La causa judicial fue impulsada en el inicio por la fiscal Marta Odasso, cuando el juez era Pedro Zabala.

Como parte de la pesquisa, se hizo una inspección del lugar. Durante ese allanamiento -del que también participaron la Brigada de Investigaciones, policías de la Unidad Regional I, el comisario del pueblo, Hugo Iglesias; y personal de la Dirección Nacional de Migraciones-, la Justicia se encontró con el local cerrado y sin chicas.

El único que estaba en el lugar fue el “Turco” Greer, que vive en una vivienda lindera al cabaré. Greer recibió a la comisión y se identificó como “dueño” del lugar.

El allanamiento en “La Chicho Show” se produjo 48 horas después de la denuncia pública. En el medio, la situación había generado una reunión de los concejales de Macachín, durante la cual comenzaron a analizar la posibilidad del cierre definitivo de los prostíbulos de la localidad, hecho que finalmente se concretó a partir de una decisión política tomada por el intendente Cabak y el Concejo Deliberante por unanimidad.

Un ex concejal del PJ

Uno de los procesados, Edmundo “Dito” Blas, es un ex dirigente del PJ y ex concejal de Macachín. El nombre de Blas ya aparecía en las investigaciones que el Programa Nacional Antitrata de Personas llevó adelante en el sur del país.

Blas fue concejal del PJ en Macachín durante dos períodos: de 1983 a 1987 y de 1987 a 1991. Eran tiempos en los que todo lo manejaba el ex intendente Amaury Díaz. Blas era dueño de una fábrica de mosaicos que se fundió con la crisis de los años ’80, los malos manejos y la Convertibilidad.

Después del fracaso empresario, a Blas lo reclutó Daniel De Lucca. Allí comenzó una etapa más promisoria: los frutos de la cadena de cabarés denominados “La Chicho Show” en Macachín, Guaminí, Pigüé y Salliquelló, entre otras sedes.

De Lucca se radicó después en Mar del Plata. Llegó a tener, al menos, media docena de departamentos y una cochera. “Todo lo sacó de los cabarés”, dijo un conocedor de lo que ocurre en Macachín. Se moviliza en camionetas 4×4, autos importados y Land Rover.

“Dito” Blas tampoco vive en Macachín. Pero todos los lunes, aunque dicen que cada vez de manera más espaciada, lo veían aparecer en su Audi: atrás quedaron los tiempos de desventura económica de la fábrica de mosaicos.

Caso Verón

Susana Trimarco, la madre de Marita Verón, estuvo en el cabaré “La Chicho Show”. Fue detrás de su hija desaparecida el 3 de abril de 2002 en Tucumán. Según la causa judicial, hay fuertes indicios de que Daniel De Lucca retuvo por unos meses a Marita Verón en el prostíbulo macachinense, según los denunció Trimarco.

Cuando obtuvo la orden de allanamiento para ingresar a “La Chicho Show”, ya era tarde: Marita Verón no estaba.

Fuente: El diario de La Pampa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.