En Gran Bretaña, rescatan a tres mujeres retenidas como «esclavas» durante 30 años


Print Friendly, PDF & Email

LONDRES.- Tres mujeres fueron rescatadas de una vivienda en el sur de Londres donde permanecieron retenidas en situación de esclavitud doméstica durante 30 años, informó hoy la Policía Metropolitana (Met) en un comunicado.

Como parte de esta investigación, dos personas -un hombre y una mujer, ambos de 67 años- fueron detenidas hoy en un domicilio del sur de Londres, según esa fuente.

Las tres mujeres -una malasia de 69 años, una irlandesa de 57 y una británica de 30 años- están muy traumatizadas y fueron rescatadas gracias a la intervención en octubre de la organización benéfica Freedom Charity, indicó Scotland Yard.

Freedom Charity se puso en contacto con la Policía tras recibir una llamada de una mujer que dijo haber estado retenida en contra de su voluntad durante más de 30 años, añadió la Met. La mujer fue impulsada a llamar a la policía después de ver un documental de la ONG que combate la esclavitud y los matrimonios forzados.

Tras iniciar una investigación, la Policía pudo localizar la vivienda y, después de unas «negociaciones sensibles» llevadas a cabo por la organización benéfica, las tres mujeres fueron rescatadas, puntualiza la nota de Scotland Yard.

«Aplaudimos la acción de Freedom Charity y trabajamos con ellos para dar apoyo a estas víctimas que parece que estuvieron cautivas durante 30 años», explicó el detective de Scotland Yard Kevin Hyland.

«Un documental televisivo sobre matrimonios forzados relacionado con el trabajo de Freedom Charity fue el detonante que llevó a una de las víctimas a llamar pidiendo ayuda y que llevó a su rescate», agregó.

Los dos detenidos tienen 67 años y su nacionalidad no fue especificada. La liberación es el resultado de una investigación sobre «esclavitud y servicio doméstico», precisó Scotland Yard.

Aneeta Prem, fundadora de Freedom Charity, dijo a la televisión Sky News que las mujeres fueron maltratadas durante su cautiverio.

«Creo que sí» sufrieron daños físicos y psicológicos. «Es una historia increíble» que «va más allá de la imaginación», señaló.