En China, fueron rescatados 382 bebés en un operativo contra el tráfico


Print Friendly, PDF & Email

Unas 1.094 personas resultaron detenidas; la mayoría de los niños varones eran dados en adopción a parejas sin hijos a cambio de grandes sumas de dinero

La policía china detuvo a 1.094 personas y rescató a 382 recién nacidos en un operativo a nivel nacional contra el tráfico de bebés a través de internet, canal usado por criminales para captar ciudadanos que buscan evadir el estricto control de natalidad en ese país.

El tráfico de bebés está muy extendido en China, en donde las reglas de control de natalidad han impulsado una preferencia por los hijos varones, considerados como el apoyo de los padres ancianos y herederos del apellido, y han fomentado el aborto o abandono de niñas.

Cerca de 118 niños nacen por cada 100 niñas en el país más poblado del mundo, frente a una media mundial de 103 a 107 niños por cada 100 niñas.

El desequilibrio ha creado una demanda por bebés varones secuestrados o comprados, así como por niñas destinadas a ser novias que atraen ricas dotes en regiones poco pobladas.

«Los traficantes de niños ahora operan en internet, utilizando la adopción extraoficial como fachada», dijo la agencia estatal de noticias Xinhua citando a un oficial de policía que no se identificó. «Están bien ocultos», agregó.

Los traficantes utilizan sitios de internet con nombres como «Red china de huérfanos» y «Sueño de Adopción», resaltando una tendencia de ofertas en línea que hacen que sea más difícil de cazar a los criminales, agregó Xinhua.

Pero el reporte no indicó qué medidas estaban tomando las autoridades para reunir a los bebés rescatados con sus padres.

En un artículo separado, Xinhua advirtió a los padres para proteger a sus hijos contra secuestradores que pudieran hacerse pasar como enfermeras en los hospitales o estar al acecho fuera de las escuelas para raptar niños en furgonetas o motocicletas.

El mes pasado, un tribunal chino condenó a muerte a un médico que vendió siete recién nacidos a los traficantes de personas en un caso que provocó indignación pública.

Zhang Shuxia, de 55 años, un obstetra de la provincia Shaanxi, fue hallado culpable de vender bebés por hasta 3.600 dólares entre el 2011 y el 2013, dijo la corte.

El año pasado, China, que tiene una población de cerca de 1.400 millones de personas, dijo que flexibilizaría sus restricciones a la natalidad, dejando a millones de familias tener dos hijos, en la más significativa medida para poner fin a la política del hijo único luego de casi tres décadas.