Amenazan a un intendente en Santa Fe por cerrar cabarets


Print Friendly, PDF & Email

Aparecieron pintadas en la Municipalidad de San Lorenzo. «Estás muerto, nos cagaste el negocio. Cabaret abierto», dicen las intimidaciones. La reacción es porque el intendente Carlos Raimundi decidió cerrar los boliches nocturnos.

Rosario.- En San Lorenzo, una localidad vecina a Rosario, donde se encuentra gran parte de las terminales portuarias de soja, se viven momentos extraños, que no tienen que ver con su perfil productivo.

Una semana después de que un grupo de proxenetas realizara un piquete en uno de los accesos a esa localidad, tras el cierre de cabarets, aparecieron hoy a la mañana pintadas con tono de amenaza en el frente de la intendencia. Las intimidaciones escritas en la pared aluden al intendente Carlos Raimundi, a quien tildan de «vigilante». «Estás muerto, nos cagaste el negocio. Cabaret abierto», dicen las pintadas.

Hace dos semanas en San Lorenzo el municipio clausuró a tres conocidos cabarets, porque -según argumentaron- estos locales «no cumplían con las medidas de funcionamiento exigidas para continuar en actividad».

Los boliches son Casablanca, Soleil y Can-Can, donde se encontraron irregularidades que «violaban el rubro» con el que fueron abiertos, según publicó La Capital. Mientras tanto, los locales Playboy y el histórico Black Cat (con más de 45 años de trayectoria en el rubro) cerraron por voluntad de sus propietarios.

El intendente de San Lorenzo, Carlos Raimundi, habló tras las pintadas con las que amaneció el edificio comunal de la vecina localidad: «Son medio bizarras las pintadas, pero a las amenazas hay que tomarlas como de quien vienen», sostuvo el intendente.

Raimundi explicó -en diálogo con la radio LT8- que «todos los cabarets son clandestinos porque no hay una ordenanza municipal que permita el trabajo de alternadoras en bares». Muchos de estos negocios trabajan con tripulantes extranjeros de los barcos que amarran en los puertos para cargar soja.

A la vez que aclaró: «No estamos en una cruzada contra la prostitución, ya que no está tipificada como delito ni en el ámbito nacional ni en el provincial, lo que hicimos fue clausurar lugares nocturnos donde claramente había violaciones a la normativa vigente. Incluso hemos cerrado lugares donde había presunta prostitución de menores», señaló el intendente.